Matanzas Domiciliarias de Cerdos PDF Imprimir E-mail

 

 

¿Qué es?

Las matanzas domiciliarias se encuentran reguladas por la Orden 2138/1996, de 25 de Septiembre, por la que se regula la Campaña Oficial de Matanzas Domiciliarias de Cerdos. La Dirección General de Ordenación e Inspeccion de la Consejería de Sanidad ha autorizado la realización de la Campaña de Matanzas Domiciliarias de Cerdos 2014-2015, en el término municipal de Galapagar.

Quién lo puede solicitar

  • Cualquier persona, en nombre propio o por medio de representante. Propietario de cerdos.

Dónde se solicita

Registro General del Ayuntamiento

Plaza del Presidente Adolfo Suárez, 28260 Galapagar (Madrid)

Teléfono: 91 858 78 00.

Horario de atención al público: de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas. Martes y Jueves de 16:00 h a 18:00 h y Sábados de 09:00 h a 12:00h

Cómo se realiza el trámite

Los particulares propietarios de cerdos deberán solicitar al Ayuntamiento, la autorización de sacrificio, con 72 horas como mínimo de antelación, pudiéndose solicitarse el sacrifcio del número de cerdos necesario para poder satisfacer las necesidades de consumo familia.

Plazo de resolución

Las campañas de sacrificio de cerdos en régimen de matanza domiciliaria se desarrollarán en el período comprendido entre el 1 de Noviembre y el 31 de Marzo

Información adicional

Sólo podrá solicitarse el sacrificio del número de cerdos necesario para poder satisfacer las necesidades de consumo familiar
En la solicitud se hará constar: Lugar, día número de cerdos que se sacrificarán y proposición de veterinario colaborador.
Así como una declaración responsable del cumplimiento de la normativa vigente en cuanto al destino de los productos, normas de protección del animal en el sacrificio y control sanitario

Destino de los productos resultantes de las matanzas

Los productos resultantes de las matanzas se destinarán únicamente al consumo familiar, quedando por tanto prohibida se venta y/o cesión a establecimientos cárnicos, restaurantes y bares y en general para la venta directa al público.

Lugar de Sacrificio

Con carácter general, el sacrificio de cerdos será autorizado en domicilio particular, cumpliendo las mínimas condiciones sanitarias establecidas en la legislación vigente.

Normas de Protección Animal en el Sacrificio

Las matanzas domiciliarias de cerdos cumplirán lo establecido en el artículo 6 Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, evitarán a los animales agitación, dolor o sufrimiento innecesarios. Y cumplirán los requisitos establecidos en el artículo 10 del Reglamento 1099/2009, en relación con el consumo doméstico privado:

Durante la matanza o las operaciones conexas a ella no se causará a los animales ningún dolor, angustia o sufrimiento evitable.

Los animales se matarán únicamente previo aturdimiento, con arreglo a los métodos y requisitos específicos correspondientes a la aplicación de dichos métodos previstos en el anexo I. Entre los métodos de elección del Anexo I, se encuentran para el cerdo: pistola de perno cautivo penetrante, arma de proyectil libre, aturdimiento eléctrico limitado a la cabeza, aturdimiento por electrocución de cabeza-tronco y gases. Se mantendrá la pérdida de consciencia y sensibilidad hasta la muerte del animal. Los métodos contemplados en el anexo I que no provoquen la muerte instantánea (denominados en lo sucesivo «aturdimiento simple») irán seguidos lo más rápidamente posible de un procedimiento que provoque ineluctablemente la muerte, tal como el sangrado, el descabello, la electrocución o la exposición prolongada a la anoxia.

Los animales se matarán únicamente previo aturdimiento, con arreglo a los métodos y requisitos específicos correspondientes a la aplicación de dichos métodos previstos en el anexo I del Reglamento 1099/2009 de 24 de septiembre de 2009, relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza. Se mantendrá la pérdida de consciencia y sensibilidad hasta la muerte del animal. Los métodos contemplados en el anexo I que no provoquen la muerte instantánea o de «aturdimiento simple» irán seguidos lo más rápidamente posible de un procedimiento que provoque ineluctablemente la muerte, tal como el sangrado, el descabello, la electrocución o la exposición prolongada a la anoxia.

En caso de aturdimiento simple, de sacrificio conforme a lo dispuesto en el artículo 4, apartado 4, se seccionarán sistemáticamente las dos arterias carótidas o los vasos de los que nacen. La estimulación eléctrica solo se efectuará cuando se haya comprobado la pérdida de consciencia por parte del animal. El faenado o el escaldado solo se efectuarán cuando se haya comprobado la falta de signos de vida del animal.

La matanza y las operaciones conexas a ella deberán realizarlas únicamente personas con el nivel de competencia adecuado para ese fin, sin causar a los animales dolor, angustia o sufrimiento evitable.

Se prohibirán los siguientes métodos de sujeción: a) suspender o elevar los animales conscientes;

  a) atar o apresar mecánicamente las patas o las pezuñas de los animales;

  b) seccionar la médula espinal, por ejemplo, con una puntilla o estilete;

  c) utilizar, a efectos de inmovilizar a los animales, corriente eléctrica que no aturda ni mate a los animales en circunstancias controladas, en particular, cualquier aplicación de corriente eléctrica que no incluya el cerebro.

Respetar la prohibición de:

  a) golpear o dar puntapiés a los animales; presionar cualquier parte especialmente sensible del cuerpo de los animales de una forma que les cause dolor o sufrimiento evitables;

 b) levantar o arrastrar a los animales asiéndolos por la cabeza, las orejas, los cuernos, las patas, la cola o la lana o manejarlos de una forma que les cause dolor o sufrimiento; d) utilizar aguijones u otros instrumentos puntiagudos; e) retorcer, aplastar o romper el rabo de los animales o agarrar los ojos de cualquier animal.

Evitar, en la medida posible, la utilización de instrumentos que administren descargas eléctricas.

 c) En cualquier caso, estos aparatos se utilizarán únicamente con porcinos adultos que rehúsen moverse y solo cuando tengan espacio delante para avanzar. Las descargas no deberán durar más de un segundo, se espaciarán convenientemente y se aplicarán únicamente en los músculos de los cuartos traseros. Las descargas no deberán aplicarse de forma repetida si el animal no reacciona.

Los animales no serán amarrados por anillos en la nariz y las patas no se atarán juntas. Cuando los animales deban ser atados, las cuerdas, las correas u otros medios utilizados deberán: a) ser suficientemente resistentes para no romperse; b) permitir a los animales acostarse, comer y beber en caso de necesidad; c) estar diseñados de tal manera que elimine cualquier peligro de estrangulación o lesión y permitan liberar rápidamente a los animales.

Los animales que no puedan caminar no serán arrastrados hasta el lugar de sacrificio, sino que se matarán allí donde yazcan.

Control Sanitario

El Control Sanitario del sacrificio de cerdos en régimen de matanza domiciliaria será responsabilidad del veterinario colaborador. El Control Sanitario consistirá en:

Inspección post-mortem de la canal y de sus vísceras.

Investigación de triquinas conforme a los métodos descritos en la Orden de 17 de enero de 1996, del Ministerio de la Presidencia, sobre detección de triquina en las carnes frescas procedentes de animales domésticos de las especies porcina y equina.

Excepcionalmente, en aquellas zonas en las que exista presencia de enfermedades transmisibles o cuando el propietario lo solicite por motivos que razonablemente puedan constituir un riesgo para la Salud Pública, se realizará el reconocimiento en vida de los cerdos.

Control de decomisos, garantizando su adecuada eliminación y destrucción.

Eliminacion de Residuos

Serán responsabilidad del interesado la destrucción y eliminación final mediante procedimientos autorizados de los despojos y de los residuos resultantes del faenado y de la carnización.

La carne y/o las vísceras consideradas no aptas para el consumo humano por los Veterinarios Colaboradores autorizados se les aplicará el Reglamento 1069/2009, 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano y por el que se deroga el Reglamento 1774/2002 (Reglamento sobre subproductos animales) y el Reglamento 142/2011. Será trasladada a una planta de tratamiento de residuos autorizada en la categoría 1.

Normativa legal aplicable

· Orden 2138/1996, de 25 de septiembre, por la que se regula la Campaña Oficial de

Matanzas Domiciliarias de Cerdos.

· Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación,

transporte, experimentación y sacrificio.

· Reglamento 1099/2009, de 24 de septiembre de 2009, relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza.

· Real Decreto 37/2014, de 24 de enero, por el que se regulan aspectos relativos a la protección de los animales en el momento de la matanza.

· Reglamento 1069/2009, 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano y por el que se deroga el Reglamento 1774/2002 (Reglamento sobre subproductos animales).

· Reglamento 142/2011, de 25 de febrero de 2011, por el que se establecen las disposiciones de aplicación del Reglamento 1069/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano, y la Directiva 97/78/CE del Consejo en cuanto a determinadas muestras y unidades exentas de los controles veterinarios en la frontera en virtud de la misma.

Impresos Asociados al Trámite

 

Plan Avanza

Ministerio de Industria, Energia y Turismo />
</a>
</p></td>
<td align=

Expediente: TSI-050100-2009-154

Dpto. de nuevas tecnologias del Ayuntamiento de Galapagar